Producción de láminas y películas mediante la extrusión

La máquina extrusora es una máquina muy buscada en el mercado. El motivo principal se debe a que se usa para aquellos procesos continuos en los que se forman material plastificado,  como pueden ser láminas o  películas. Este tipo de maquinaria está repleta de ventajas tales como  su coste económico o su flexibilidad a la hora de trabajar y conseguir el componente finalizado.

Principales características y componentes

El molino extrusor  es el responsable de plastificar los materiales con el fin de dejarlos en el punto ideal para su posterior transformación. Este mismo material pasará por la primera fase que consta de un sistema de filtros que eliminará todos aquellos contaminantes que contenga la materia prima. Este proceso se utiliza sobre todo para crear láminas o películas.

La siguiente parte es una de las más importantes de las máquinas extrusoras, el cabezal o dado. Es el encargado de tomar esos materiales ya plastificados y dar forma a la lámina o película dependiendo de las características que deseemos. Es la fase más compleja debido a que si esta parte no es eficiente será imposible corregir los futuros errores.  Para evitarlo existen tres tipos de dados diferentes: El de gancho de ropa, en forma de T y el de cola de pescado.

Por último pero no menos importante, la lámina pasa por un conjunto de rodillos atemperados, llamados: calandra.  Termina por apoyarse en las superficies de estos rodillos hasta terminar de formarse  mientras que se enfría con el fin de conseguir las características que buscamos.

Se ha de recordar que una de las dificultades que presenta esta maquinaria es la uniformidad. El polímero sufre un cambio debido a las alteraciones de temperatura y presión, lo que hace que a causa de esas altas temperaturas es casi necesario incorporar algún método de enfriamiento para evitar la falta de homogeneidad.

Utilidades de los productos fabricados

Todas las películas hoy en día se hacen con polietileno por su baja densidad y se obtendrá un máximo de espesor de menos de 0,5 mm, mientras que las láminas contarán entre 0,5 mm hasta 12,5 mm.

Gracias a nuestra máquina extrusora conseguiremos que las láminas o películas se transformen en diferentes materiales, los cuales pueden variar desde films para embalajes hasta paneles de publicidad o packaging de electrónica.

¿Estás buscando una extrusora? ¡Contacta con nosotros y te asesoraremos!

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario