Los termoplásticos son un tipo de plástico que se fabrica con un polímero que tiene la propiedad de volverse líquido cuando se calienta a temperaturas altas y también la propiedad de convertirse en un material duro y frágil cuando se enfría. Estas características son reversibles y hacen posible que podamos calentar y enfriar los termoplásticos en diversas ocasiones sin perder ninguna de sus cualidades. Gracias a esto, su reciclaje resulta más sencillo.

Principales propiedades de los termoplásticos

Debido a sus excelentes propiedades los termoplásticos son utilizados en una gran cantidad de fábricas e industrias.

Una de las principales, como hemos comentado, está la de poder derretirse y pasar a estado líquido conservando el resto de sus propiedades. Pero además, ofrecen una buena plasticidad, lo que permite moldearlos fácilmente mediante aplicación de calor, se pueden disolver con determinados disolventes y cuentan con una buena resistencia.

¿A qué se debe la popularidad de los termoplásticos?

Su versatilidad y su gran capacidad de reutilización han hecho que este tipo de material vaya adquiriendo mayor popularidad, representando un gran porcentaje de todos los plásticos.

Podemos encontrar diferentes tipos que se utilizan para aplicaciones específicas. Entre los más usados podemos destacar el polietileno, el policarbonato, el nylon o el policloruro de vinilo.

Todos los termoplásticos tienen una temperatura de transición, por encima de ella son suaves y flexibles, por debajo duros y frágiles. Gracias a ello podemos utilizarlos en múltiples aplicaciones como los tubos de PVC en cañerías, o el nylon en fabricación de ropa.

¿Por qué es importante el reciclaje de este material?

Una gran cantidad de termoplásticos pueden ser reciclados, tienen un coste de producción relativamente caro y poseen un alto valor calórico. En Gestión de termoplásticos (Gester) somos conscientes de que el reciclaje es de vital importancia hoy en día, se generan una gran cantidad de deshechos y es importante encontrar la forma de optimizar los recursos.

Existen diversos tipos de recicladoras de plástico que nos pueden ayudar en este proceso, además, teniendo en cuenta las propiedades de los termoplásticos es necesario aprovecharlas para poder utilizarlos el mayor número de veces y así contribuir a disminuir la contaminación del medio ambiente.

Actualmente existen muchos tipos de trituradores, con diversas potencias, tamaños y velocidades. Dependiendo de las necesidades específicas en cada caso y del material que se desea triturar debemos escoger un determinado tipo de máquina. En Gestión de Termoplásticos – GESTER aconsejamos, asesoramos y acompañamos a nuestros clientes en el proceso de selección de la maquinaria que necesiten.

Molino triturador de plástico

Un molino triturador industrial de plástico permite desmenuzar grandes piezas de este material, con un bajo gasto de inversión, lo que elimina el problema de la recuperación de residuos de gran volumen. El material triturado de esta manera permite su completo reciclaje y su segundo aprovechamiento

El molino se compone de una boca de entrada cuyo tamaño puede variar y permite el acceso a las diversas piezas de plástico. Está totalmente preparado para evitar que las piezas se escapen al exterior. Cuenta con un rotor que incorpora una serie de cuchillas, en reversibles e intercambiables que machacan el plástico, estas trituran y cortan las piezas de plástico gracias a su gran velocidad y potencia de giro.

El montaje de los dientes facilita el correcto enganche del material y la continuada acción de trituración. Los restos obtenidos al final del proceso caen por la perforación de salida, pudiendo el usuario definir siempre el tamaño de granulación obtenido durante el mismo.

Las piezas finales que han pasado por la trituradora de plástico y no han alcanzado la medida esperada, pueden ser reportadas para un segundo proceso de trituración hasta que se obtenga el tamaño deseado que permita el correcto reciclaje del material.

Una vez triturados, el material pasa por un tamiz que permite el paso de un determinado tamaño de trozo o grano. Por último, el material pasa por una cinta hasta el depósito donde se almacena.

Optimización del proceso de reciclaje

Gracias a los molinos trituradores podemos depositar cualquier producto plástico y este se convertirá  en un material pequeño y manejable, de esta forma se facilita su almacenamiento y transporte. Los diversos trozos de plástico se separan según el tipo de material y quedan limpios, de esta forma se optimiza el proceso y se procede al reciclaje fabricando nuevos productos.

El plástico es un material que presenta muchas propiedades positivas, sin embargo su reciclaje puede resultar complejo. Se caracteriza por tener un gran volumen, es decir ocupa mucho espacio, pero tiene poca densidad debido a su bajo peso. Mediante los molinos trituradores podemos obtener un material homogéneo a partir del plástico, con un tamaño y forma bastante similar, cambiándolos totalmente de su forma y tamaño original. Esto agiliza mucho el proceso de reciclaje y nos permite fabricar nuevos productos con mayor facilidad.

Gester fomenta el reciclaje de plásticos

Los molinos de corte de avanzada tecnología constituyen un complemento básico al servicio de la industria y a la protección del medio ambiente.

También ajustamos los molinos con componentes varios  según las necesidades y exigencias de los clientes.

Somos conscientes de que vivimos una época en la que el reciclaje es de vital importancia, se genera una gran cantidad de deshechos plásticos y es necesario optimizar la forma de poder reutilizarlos, evitando el impacto negativo que tienen en el medio ambiente.

En nuestros talleres renovamos y rehabilitamos todo tipo de maquinaria para el reciclaje de plástico, ya que es uno de los principales métodos de reciclaje en España.

¿Estas interesado en adquirir o vender un molino triturador de plástico de ocasión? ¡Contacta con nosotros!

Para conseguir una buena rentabilidad de nuestra inversión y alargar la vida útil de nuestra maquinaría es necesario saber cómo utilizarla correctamente y realizar un buen mantenimiento.

En ocasiones, dependiendo del tipo de maquinaría, pueden tener problemas de funcionamiento si no se usan de forma adecuada. Es importante que la persona que utilice una máquina esté informada sobre los cuidados y la seguridad que requiere. Vamos a comentar una serie de consejos básicos para la utilización y mantenimiento de maquinaría.

Leer las instrucciones

Este consejo es bastante obvio, pero es importante recordarlo. No hay que obviar ninguna parte, especialmente el apartado de seguridad que solemos encontrar en el manual del producto.  De esta forma evitaremos que haya averías innecesarias y que los operarios sufran algún accidente. También es necesario seguir las instrucciones del mantenimiento, ya que dependiendo de la máquina puede requerir reemplazos de piezas, accesorios u otras acciones específicas.

Alarga la vida útil de tu maquinaria con un buen mantenimiento

Un aspecto de gran importancia para maximizar la rentabilidad de nuestras maquinas es contar con una estrategia de mantenimiento, modernización e implementación de reacondicionamientos en nuestros equipos. Un buen mantenimiento alargará la vida de tu maquinaría, de esta forma una máquina de ocasión podrá ser utilizada en varias empresas a lo largo de su vida. Con esta técnica todos salimos ganando, podrás recuperar parte de tu inversión al vender la máquina a otra empresa o ahorrar comprando máquinas de ocasión en perfectas condiciones.

Esta es una forma de sacar el máximo partido a nuestras máquinas. Antes de decidir si debemos reacondicionar, actualizar o sustituir uno de nuestros activos debemos analizar las posibilidades y ventajas que tenemos. Una buena idea es contar con una empresa con experiencia en el sector,  de esta forma nos podrán aconsejar en este tipo de casos y nos garantiza una gran ventaja para establecer una buena estrategia.

No olvidar la limpieza

La suciedad tiende a empeorar el funcionamiento de la maquinaría, además de realizar labores de mantenimiento, como comentábamos en el apartado anterior, es recomendable realizar una limpieza periódicamente para mantener limpia la zona de trabajo y nuestras máquinas. De esta forma alargaremos la vida útil, mejoraremos su rendimiento y evitaremos futuros problemas.

Tener en cuenta las cualidades de los materiales

En el caso de los termoplásticos, cada uno tiene diferentes propiedades y las precauciones en su manipulación pueden variar. Por ejemplo si tratas con materiales que emitan partículas tóxicas o que sean especialmente inflamables sería recomendable utilizar mascarilla o algún tipo de protección para prevenir posibles accidentes.

Una buena formación de los empleados

Ya hemos comentado que el operario debe informarse bien de los pasos para manipular la maquinaria y su mantenimiento. De igual forma es recomendable que los empleados tengan unas nociones básicas de utilización de las máquinas si van a trabajar o ayudar con ellas de alguna forma.

Utilizar el equipo adecuado

Es de vital importancia utilizar la vestimenta de trabajo adecuada para cada trabajo y contar con un equipo de seguridad de calidad (Como mascarilla, gafas, guantes o ropa resistente al calor) en caso de que sea necesario.

¿Sabes algún consejo más sobre la utilización y mantenimiento de la maquinaria? ¡Compártelos con nosotros!