Una prensa de residuos es un tipo de maquinaria de reciclaje que se utiliza para compactar o prensar materiales residuales como papel, cartón, plástico, latas, bidones, EPS, PET, textil, espumas, entre otros. Este tipo de prensa  es llamada hidráulica, debido a que sus pistones son de agua o líquidos diferentes.

En el sector industria actual se genera una gran cantidad de desechos que deben ser gestionados de la mejor manera. Para poder realizar esto hay 2 opciones posibles:

  1. Contratar un gestor de residuos que llegué hasta las instalaciones de la fábrica y los recoja. Esta opción, presenta como desventaja, que el coste de transporte aumenta considerablemente si se trata de residuos que poseen mucho volumen pero poco peso, como el cartón o el plástico.
  2. Adquirir una prensa hidráulica vertical compactadora de residuos.

La prensa hidráulica vertical es un tipo de compactadora muy utilizada en la industria debido a que presenta soluciones  de espacio, tiempo y dinero que resultan muy provechosas.

Partes principales

  • Un motor eléctrico
  • Un distribuidor
  • Un pistón hidráulico

Funcionamiento

Se deben introducir los residuos (plástico y cartón) en el interior de la maquinaria, una vez lleno el compartimiento central, se cierra la puerta principal. Al ser maquinarias motorizadas solo es necesario presionar un botón para que comience a compactar el material.  Podemos encontrarnos con prensas hidráulicas que tienen desde 2 toneladas de presión hasta las 50 toneladas de presión.

El resultado final es una bala compacta que dependiendo el modelo, pueden pesar desde 40 a 600 kg.  Abriendo la puerta principal se expulsa el residuo prensado  y pueden ser retirados por ejemplo con una carretilla elevadora.  La reducción del material puede llegar a un 90%.

Ventajas de adquirir una de nuestras prensas hidráulicas verticales de ocasión

  • Económicas por su conveniente precio de venta.
  • Reducción de los costes de eliminación de residuos.
  • Mejor aprovechamiento del espacio de trabajo. Las prensas  hidráulicas verticales poseen un tamaño relativamente menor a una prensa mecánica. No es necesario que sean proporcionales a la presión que pueden ejercer.
  • Mayor comodidad para los empleados. Se puede conseguir apilar 200 kgs de residuo en menos de 1 metro cuadrado sin necesidad de contenedores.
  • Bajo coste de mantenimiento ya que su equipamiento es sencillo, posee un nivel de averías bajo y su reparación resulta económica.
  • Reduce considerablemente los tiempos en el proceso del tratamiento de los residuos, el ciclo de prensado es rápido y simple.
  • Mayor Rentabilidad debido a que los materiales ya se encuentran embalados, por lo que son mucho más valorados.
  • Higiene y seguridad en el tratamiento de residuos.
  • Bajo nivel de contaminación sonora, las bombas de presión producen un nivel de ruido muy bajo. Por lo que puede ser manipulada  sin necesidad de utilizar auriculares.
  • Menor impacto medioambiental al reducir la huella de carbono.

En Gester somos expertos en compra y venta de maquinaria de ocasión. Poseemos en nuestro catálogo las más óptimas prensas hidráulicas verticales. Optimiza espacio y tiempo en el tratamiento de residuos de tu empresa  de una forma económica. Ofrecemos ayuda en la retirada, desmontaje, carga y transporte de la maquinaria, incluyendo gestiones de exportación.

Contáctanos para que nuestros expertos puedan  asesorarte.

La Economía Circular es un concepto económico que se interrelaciona con la sustentabilidad, y cuyo objetivo es que el valor de los productos, los materiales y los recursos se mantengan en la economía durante el mayor tiempo posible, reduciendo al mínimo la generación de residuos.

Propone un cambio estructural basado en  “reparar, reutilizar y reciclar” nuestros recursos, sustituyendo a los procedimientos “extraer, producir, usar y tirar” propios de una Economía Lineal.

En la actualidad, los Estados miembros de la UE producen por año más de 25.8 millones de toneladas de residuos plásticos y tan solo el 29.7% es reciclado y  el 63% del total de desperdicios plásticos que se producen corresponden a envases.

PlastiCircle

Es un proyecto centrado en el proceso de tratamiento de envases plásticos para lograr que el reciclaje sea más accesible, rentable y beneficioso tanto para la ciudadanía como para el sector profesional. Ha recibido financiación del Programa Marco de Investigación e Innovación de la Unión Europea Horizonte 2020 y cuenta con un veintena de socios. Si bien está pensado para aplicarse en toda la extensión de Europa,  actualmente se desarrolla en tres ciudades piloto, siendo una de ellas Valencia. Las siguientes son Alba Iulia en Rumania y Utrecht en los Países Bajos.

Este proyecto, de gran innovación tecnológica, consiste en la optimización de las 4 etapas del reciclado: Recolección – Transporte – Clasificación – Reprocesamiento.

  • RECOLECCIÓN

Se utiliza un sistema de recogida que implica el uso de contenedores inteligentes,  capaces de identificar la cantidad y calidad de los envases depositados. El objetivo es fomentar una mejor clasificación en origen y además, reducir la cantidad de basura generada.

  • TRANSPORTE

Los camiones cuentan con un sensor que indica el nivel de llenado de los contenedores, esto permite conjuntamente actualizar las rutas. De esta manera, se propicia el ahorro de combustible y costes asociados al traslado de la mercancía en el trayecto desde los municipios hasta las plantas de clasificación. También poseen un compactador a bordo para maximizar la cantidad de desechos transportados.

  • CLASIFICACIÓN

Utilizando maquinaria especializada se seleccionan los plásticos en diferentes fracciones para maximizar su aprovechamiento, ya que éstos solo se pueden reciclar si se separan correctamente.

  • REPROCESAMIENTO

La etapa final de reprocesamiento tiene como objetivo utilizar los residuos de envases en el desarrollo de productos diversos con valor agregado, como por ejemplo: piezas de automóviles, placas de espuma para turbinas eólicas y estructuras para techos, bolsas de basura, membranas, mobiliario urbano y asfalto.

Impacto en el Sector Industrial de Reciclado

Los beneficios de este sistema tienen gran un impacto tecnológico en el sector industrial de reciclado, ya que mejoran  la cadena de valor plástica, permiten una optimización en los equipos y procesos de producción de material reciclado y favorecen el desarrollo de productos innovadores basados ​​en materias primas secundarias.

PlastiCircle promueve la entrada al mercado de las soluciones diseñadas, a través de actividades de formación y sensibilización dirigidas a la ciudadanía, las instituciones y las empresas privadas. Esto genera una mayor competitividad del sector plástico de la UE en el mercado global y nuevas oportunidades de negocio.

Las empresas que utilizan maquinaria de segunda mano son un gran ejemplo de economía responsable en este sector. Con este nuevo modelo el objetivo es que todo se transforme y aproveche de nuevo. Reparando y rehabilitando máquinas de segunda mano contribuyen a alargar la vida útil dando la oportunidad a varias empresas de implementar un programa de reciclado de plásticos.

En Gester contamos con un amplio catálogo para equipar a tu empresa recicladora de plástico ofreciendo las mayores garantías de uso.

Si te encuentras interesado un dudes en contactarnos.

El tereftalato de polietileno, más conocido como PET, es un polímero termoplástico lineal que se utiliza principalmente en el envasado de líquidos o alimentos y en la elaboración de fibras.

El PET puede ser procesado múltiples veces, para la obtención de nueva materia prima. El reciclaje de este material se realiza en una planta especializada, equipada con un conjunto de máquinas recicladoras.

A partir del proceso de reciclaje mecánico, se pueden obtener películas, láminas, material triturado o granza (pellets), que se utilizarán en la fabricación de nuevos productos.

 

Leer más

El término “plástico”, es la expresión que utilizamos de forma habitual para englobar una amplia gama de materiales tanto sintéticos como semi-sintéticos que tienen infinitas aplicaciones en la vida cotidiana e industrial.

El plástico se ha convertido en nuestro aliado para facilitar el envasado, transporte y conservación de toda clase de elementos. También se utiliza en multitud de utensilios, además de encontrarlo en edificios, coches, ropa, telefonía y un largo etcétera.

Tanto es así, que en los últimos treinta años, su uso no ha hecho más que incrementarse y los expertos aseguran que su aumento será exponencial año tras año. Por ello, conocer las fases del reciclado de plásticos es importante para llevar a cabo una tarea cada vez más grande e importante que ayude a la economía circular del planeta.

Leer más

El plástico es una de las materias primas más utilizadas en la industria gracias a sus excelentes propiedades. Es un material moldeable, versátil, con resistencia a la corrosión, de baja densidad y sirve como aislante térmico y eléctrico. Sin embargo, presenta ciertas desventajas que se tratan de solventar con avances tecnológicos y maquinaria especializada, como los molinos trituradores.

Desventajas del plástico

Con el plástico se producen una gran cantidad de productos: Botes, accesorios, botellas, partes de máquinas, baterías, juguetes, muebles,  bolsas… son solo algunos de todos los elementos cotidianos en los que se utiliza.

Debido a la gran presencia de este versátil material en nuestras vidas, los  desechos generados van en aumento y es en esta parte donde se hace visible una de las desventajas del plástico. Los restos tardan aproximadamente 180 años en comenzar el proceso de degradación, lo que los convierte en materiales contaminantes durante un gran periodo de tiempo.

En su producción observamos otra de sus desventajas, la materia prima para fabricarlo es el petróleo, un recurso natural no renovable. La utilización de este tipo de recursos conlleva que el precio de los productos plásticos vaya subiendo.

Reciclaje de plástico

Debido a las consecuencias económicas y ambientales, surge la idea de potenciar el reciclaje de plástico para combatir las desventajas que comentamos.

El proceso del reciclaje de plástico comienza con la recolección, que se puede realizar de diversas formas. Una vez recolectada una determinada cantidad se lleva a cabo la limpieza de plásticos, la selección y separación según sus condiciones, la fundición o trituración y por último su reutilización en otros productos.

Para ayudar a reducir costes y tiempo en este laborioso proceso existen diferentes tipos de maquinaria y tecnologías innovadoras. Estas tienen una gran importancia, ya que si los desechos no se trituran o funden correctamente el proceso de reciclaje puede verse comprometido.

Molino triturador de plástico

Una de las mejores opciones para llevar a cabo el proceso de trituración de plástico son los molinos trituradores. Estos molinos cuentan con cuchillas encargadas de triturar los desechos, además disponen de diferentes velocidades que permiten optimizar y acelerar el proceso.

El giro constante de las cuchillas de un molino triturador permite conseguir mezclas homogéneas  que facilitan considerablemente el proceso de reciclaje de plásticos y reducen el coste de esta operación.

¿Estas interesado en adquirir recicladoras de plástico? ¡Visita nuestro catálogo de maquinaria de ocasión!

¿Estás pensando en adquirir maquinaria de segunda mano para tu negocio? En la web de Info Industrias nos hablan sobre cómo podemos ahorrar comprando máquinas de ocasión y han mencionado nuestra web de Gester como ejemplo de empresa que rehabilita maquinaria y dispone de una gran variedad de máquinas de segunda mano.

Una muy buena opción para emprender un nuevo negocio o para ajustar nuestro presupuesto es utilizar maquinaría de ocasión, pero es importante asegurarse de que sea de calidad. Existen numerosas opciones en el mercado actual, en Gestión de Termoplásticos aseguramos una rehabilitación de máxima calidad y garantizamos una óptima vida útil en todas nuestras máquinas.

Desde Gester, agradecemos a Info Industrias la mención en su blog y os invitamos a visitarlos si buscáis más información sobre cómo ahorrar utilizando maquinaría de segunda mano.

 

Una de las actividades cotidianas más sencillas que podemos realizar es reciclar. Se puede hacer en casa o en el trabajo y es una actividad muy gratificante, ya que con ello estas ayudando al medio ambiente. Además, es un gran ejemplo de responsabilidad social para las siguientes generaciones.

Reciclaje de plástico

En los últimos años el uso de plástico ha aumentado considerablemente. Este material esta hecho de petróleo y carbón, lo que hace que tarde aproximadamente 180 años en degradarse dependiendo del tipo de plástico.

Por lo tanto, para el medio ambiente puede ser una grave amenaza si no se recicla correctamente. Es importante tomar conciencia de ello y utilizar los contenedores adecuados para cada residuo para que posteriormente se puedan reciclar de forma adecuada.

¿Cómo funciona el reciclaje de plásticos?

El primer paso, antes de su reciclaje, es realizar una clasificación según el tipo de resina. Después se trituran y eliminan asperezas con maquinaria de reciclaje plástico específica. Y por último,  se debe dividir y fundir en pequeñas esferas que se utilizarán para fabricar otros productos. Estos son los pasos en el reciclaje mecánico.

Pero entre los más importantes también encontramos el reciclaje químico y la recuperación energética.

El reciclaje químico es un método basado en la degradación del plástico aplicando calor y recuperación energética, por otro lado, se encarga de convertir el plástico en un combustible para la generación de energía.

¿Cómo ayuda el plástico al medio ambiente?

Gracias a sus numerosas propiedades el plástico, utilizado de forma adecuada, puede ser de gran ayuda para el medio ambiente.

Por ejemplo, en el transporte, debido a que es un material ligero permite un gran ahorro de combustible y provoca menos emisión de carbono. Además, también nos permite reutilizar bolsas y diversos envases, y posee una capacidad calorífica mayor que el carbón o la madera.

Por último, a partir del reciclaje del plástico se pueden crear o fabricar diversos artículos muy útiles en nuestra vida diaria como la madera plástica o la fibra textil.

¿Y tú, reciclas el plástico en tu casa y trabajo? ¡Cuéntanos tu experiencia!